Saltar al contenido

Ruta a las Cascadas del Aljibe, Sierra de Ayllón

Guadalajara esconde secretos naturales poco conocidos y que bien merecen una escapada. En el recorrido a las Cascadas del Aljibe o las Pozas de Matallana caminarás por rocosos rincones de pizarra, con las montañas de Madrid como fondo, para llegar a un recóndito rincón de pequeñas cascadas y aljibes naturales.

Hay que reconocer que, ya sólo el nombre, promete.

Puedes complementar tu escapada con otras rutas con mucho encanto, como laruta por los pueblos negros o la clásica subida al Pico Ocejón. La Sierra norte de Guadalajara tiene mucho que ofrecerte

Información General

La ruta comienza en el pueblo de El Espinar, en la zona de los pueblos de la Arquitectura Negra y llegaremos hasta un doble salto de agua en el río Soto, ya casi en su desembocadura con el Jarama. Pasaremos por dos pueblos uno abandonado Matallana y otro pintoresco donde los haya , Roblelacasa.

Es una ruta circular de unos 10 km de longitud, de dificultad moderada y que nos mostrará la belleza de la Sierra Norte en todo su esplendor. El tiempo de duración estimado es de 2,5 horas, pero puede ser algo más, porque irás parando y quizá decidas aprovechar y quedarte más tiempo del previsto en la zona de las cascadas.

  • Tipo de ruta: Circular
  • Distancia: 10 km
  • Duración: unas 2,5 – 3 horas
  • Dificultad: Moderada
  • Epoca del año : En cualquier época
Perfil de la ruta Cascadas del Aljibe
Perfil de la ruta a las Cascadas del Aljibe

La mejor época para realizar este recorrido es primavera. En esta época prácticamente todo el camino está salpicado por las blancas flores de jara y el agua del deshielo hace que los saltos de agua luzcan sus mejores galas. En verano tienes el aliciente de poderte bañar en las refrescantes aguas de las pozas, pero el camino puede ser sofocante de verdad.

Jaras en flor . Ruta de las Cascadas del aljibe
Un jardín de jaras

En el camino iremos encontrando robles centenarios y las altas montañas serán nuestro telón de fondo .

Arbol centerario ruta a las cascadas del Aljibe
Imponentes robles centenarios nos acompañan en el recorrido
Sierra de Ayllon, pueblos negros de Guadalajara
Altas montañas decoran nuestra vista en el camino

Iniciamos la ruta

Partimos del pueblo del Espinar desde el campo de fúlbol, aquí puedes dejar el coche, frente a una fuente está la casa rural el viento del Ocejón. Aprovecha a llenar la botella de la fresca y cristalina agua de la fuente antes de comenzar la ruta, el trayecto en la mayoría del recorrido no tiene sombras y no hay fuentes.

El Espinar, pueblos negros de Guadalajara
Fuente en el Espinar

Desde este punto de inicio encontramos dos caminos, hay que tomar el de la derecha, en ligera subida ( no hay que coger la GR marcada con franjas rojas y blancas, que es la ruta circular de los pueblos negros) y que comienza entrando en una zona vallada para el ganado, se abre la verja y se puede pasar . Vuelve a cerrarla!

 

Ganado pastando, pueblos negros de Guadalajara

Comenzamos con un pequeño ascenso que desemboca en una pradera donde pasta tranquilo el ganado . A nuestra espalda el pico Ocejón , al frente altas montañas y avanzando a nuestra izquierda se divisa a lo lejos el pantano del Vado .

 

El pico Ocejon desde el Espinar
El Ocejón guarda nuestras espaldas

Hay un par de desvíos en el camino, debemos tomar en los dos casos el camino de la derecha. Recorridos unos kilómetros comenzamos el descenso, bastante largo y muy empinado, que nos conduce hasta un pequeño arroyo.

Antes de cruzar el arroyo hay un sendero a nuestra izquierda, que nos dirige bordeando la orilla hasta las Cascadas del aljibe.

Cascadas del Aljibe
Llegamos a las Cascadas del Aljibe

Las cascadas las forman un doble salto de agua, con un par de pozas entre las formaciones rocosas de inesperadas formas. Es un sitio realmente bonito desde el que disfrutar de la belleza del paisaje y el sonido del agua al despeñarse desde las rocas. Y relájate, es el lugar perfecto para sentarse tomar un tentempié y disfrutar un rato.

 

Pozas de Matallana o Cascadas del Aljibe
La vegetación rodea las cascadas
Cascadas del Aljibe desde arriba
Otra perspectiva

Para retomar la ruta hay que cruzar el arroyo, por un pequeño puente de madera, que nos permite acceder a la otra orilla. Una buena perspectiva para contemplar las cascadas desde otro ángulo. Hay épocas del año en las que este puente no puede cruzarse por la crecida del caudal del arroyo.

Subimos para tomar el sendero que discurre a la ribera del Jarama, al que seguiremos en paralelo durante un buen rato. Podemos seguir el camino hasta el pueblo de Roblelacasa o desviarnos a la izquierda para llegar hasta Matallana, el pueblo abandonado.

El pueblo abandonado de Matallana

Para llegar hasta este pueblo dormido en el tiempo hay que tomar una desviación a 700 metros del camino y cruzar un puente de piedra. Está indicado en la bifurcación. En el pueblo antiguas construcciones medio derruídas nos hablan de historias de abandono en un pasado no muy lejano.

Tiene su encanto recorrer lo que queda de sus calles silenciosas, retazos de antiguas casas de pizarra y la vegetación invadiendo el espacio antes ocupado por el día a día de sus antiguos habitantes.

Matallana quedó abandonado de forma forzosa por la expropiación de 1972 para la construcción del pantano del Vado . Pero vacío del todo no está, a partir de los años 90 algunas casas empezaron a ser reconstruidas y hoy hay algunas habitadas. Eso si habitadas al verdadero estilo tradicional, aquí no hay conexión a internet, ni televisión, ni servicios de ningún tipo.

Puente hacia Matallana
Desvío hacia Matallana
Matallana pueblo abandonado
Antiguas viviendas en Matallana

Desandamos el camino desde el pueblo para regresar nuestra ruta, que en contínuo ascenso nos llevará hasta el pueblo de Roblelacasa. Es uno de los pueblos más bonitos de la zona y fue una de las imágenes que más me gustó de la ruta. El pueblo en un alto, la vegetación, la montaña cubierta de miles de flores blancas y el imponente pico Ocejón a nuestra derecha.

Roblelacasa

Roblelacasa pueblos negros
Roblelacasa

Roblelacasa es uno de los pueblos con más encanto de todos el conjunto de los pueblos negros, quizá por su ubicación en lo alto de una loma, rodeado de vegetación y ese aspecto de sus casas de pizarra que se integran perfectamente en el entorno . Perderse por sus calles y descubrir sus encantos merece la pena.

El Ocejon desde Roblelacasa
El Ocejón nos ha acompañado en casi todo el recorrido
Roblelacasa, arquitectura negra Guadalajara

Este pequeño pueblo, pedanía de Campillo de Ranas, no llega a los 30 habitantes censados, pero es un magnifico  de un pueblo auténticamente serrano.

 

Calle en Roblelacasa, Guadalajara
Fuente en la plaza de Roblelacasa
Fuente en la plaza de Roblelacasa

Dejamos atrás Roblelacasa, tras deleitarnos un buen rato recorriendo sus empedradas calles y refrescándonos con el agua de la fuente de la plaza. Desde esta plaza a la derecha, sale un callejón que nos encamina de regreso a nuestra ruta. A sólo dos kilometros alcanzaremos nuestro punto de partida: El Espinar.

Te ha gustado el recorrido, si tienes cualquier comentario o sugerencia déjame un comentario.

Comparte

1 comentario en «Ruta a las Cascadas del Aljibe, Sierra de Ayllón»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *