Saltar al contenido

Los pueblos negros de Guadalajara: el secreto mejor guardado

  • por

 

 

pueblos negros de Guadalajara

Arquitectura Negra en Guadalajara

Os propongo un recorrido sorprendente por los pueblos negros de Guadalajara, en la Sierra Norte, a escasos 100 km al norte de Madrid, a través una zona de frondosos bosques con pequeños pueblos de pizarra, que se mimetizan con el entorno y parecen haber surgido de la propia tierra, permaneciendo casi intactos al paso de los años.

Un paseo por un lugar inundando de tradición y costumbres, acompañados en todo momento de la omnipresente pizarra negra: Una ruta por los pueblos negros de Guadalajara

Qué son los pueblos negros

Los conocidos como “pueblos negros ” lo conforman un conjunto de pequeñas localidades que tienen en común un peculiar estilo arquitectónico, lo forman sus casas construidas enteramente de pizarra, anchos muros, fachadas, tejados, fuentes y linderos forman una estructura de apretadas lajas, que les confieren ese aspecto tan peculiar.

Casas de Pizarra

Fachadas de pizarra

Son pueblos con carácter, su aislamiento durante años enclavados en zonas casi inaccesibles, ha permitido que perduren sus tradiciones y su forma de vida. Duros inviernos amortiguados por la oscura pizarra que absorbe el calor del sol de día y lo mantiene de noche. Formas autónomas de subsistir basadas en la agricultura y ganadería entre altas  montañas que no favorecían las comunicaciones.

Ahora ven revivir su esplendor gracias al turismo, ya que estas pequeñas localidades, con pocos habitantes censados, multiplican su actividad los fines de semana o vacaciones gracias  a la visita curiosa de viajeros que vienen a descubrir el encanto de esta zona y la inmensa sensación de calma de estos pictóricos pueblos.

 

pueblos negros de guadalajara

Tradicionales formas de vida – Pueblos negros

Que hacer en los pueblos negros

Es ideal pasar aquí al menos un fin de semana para conocer y disfrutar la zona, si es que no quieres recorrer además alguna de sus maravillosas rutas de senderismo, entonces te recomiendo por lo menos cuatro días.

Entre otras muchas sugerencias,  puedes acercarte a conocer las chorreras de Despeñalagua desde Valverde de los Arroyos. Desde El Espinar llegar a las preciosas cascadas del Aljibe, desde Majaerayo dar un paseo para descubrir el salto de la Matilla y el molino de Majaelrayo, subir al Pico Ocejón o hacer un recorrido en coche hasta Riaza por el Puerto de la Quesera, una de los entornos naturales más impresionantes de España y lo digo sin temor a exagerar

Para acceder a esta zona repleta de arquitectura tradicional tomaremos la carretera CM 101, desde Guadalajara dirección Humanes y después nos desviaremos hacia la CM 1004 que nos conducirá a la puerta de entrada a estos pueblos negros: Tamajón.

Iglesia de Tamajon

Iglesia Nuestra Sra. de la Asunción, Tamajón

Los pueblos se distribuyen en dos vertientes, que separa el indiscutible rey de la Sierra, el Pico Ocejón.  Son dos recorridos independientes

mapa ruta pueblos negros

Mapa ruta de los Pueblos Negros

Pueblos negros al oeste: desde Tamajón a Majaelrayo

Tamajón

Antes de adentrarte en este universo de pizarra  te recomiendo un pequeño paseo en el entorno cercano a Tamajón. Allí encontramos una “pequeña ciudad encantada”, al estilo la ciudad encantada de Cuenca pero a menor escala.  Curiosas  formas en la roca esculpida por el paso de los años, han ido dejando caprichosas construcciones naturales.

El paseo se realiza a partir de una pequeña ermita, la Ermita de nuestra señora de los Enebrales, en la que podemos dejar el coche, a unos 2 km de Tamajón (aquí se venera a la “Virgen Serrana” que tiene muchos devotos en toda la comarca).

Ermita de Nuestra señora de los Enebrales

Ermita de Nuestra Sra. de los Enebrales

Seguimos avanzando por esta carretera y tomaremos la  primera bifurcación a la izquierda, hacia el primer grupo de pueblos en la falda Oeste del Ocejón . Sin desviarnos de la calzada comienzan a desfilar uno tras otro los pequeños pueblos negros, algunos ocultos por el bosque que los rodea. A cual con más encanto , no sabrás decidir entre todos ellos cual es el más bonito.

Campillejo

Campillejo es la primera localidad que encontramos y pertenece a la pedanía de Campillo de Ranas. Muy  pequeño en dimensiones, tiene una iglesia realmente espectacular, construida enteramente de pizarra, con una preciosa espadaña y una campana.  Lo conforman un conjunto de casas de gruesos muros, rodeado de huertos de lo más pintoresco.

Iglesia de Campillejo

Iglesia de Campillejo

Calle de Campillejo

Calle en Campillejo

El Espinar

El Espinar es el segundo pueblo que encontraremos siguiendo la carretera. Un núcleo compacto de casas de piedra en la parte superior de un promontorio, bien integrado con el bosque y rodeado de pequeños huertos. Aquí no encontrarás bares ni aglomeraciones turísticas, solo la paz y tranquilidad de un lugar que aún conserva esa esencia de rural austera y sencilla que  pocos lugares mantienen.

Fuente en el Espinar

Fuente en el Espinar

Desde El Espinar o bien desde Roblelacasa se inicia una bonita ruta de senderismo hacia las cascadas del Algibe, dos pozas naturales con saltos de agua que descienden por los dentados bloques de pizarra. Es un lugar espectacular, si además haces el recorrido en verano podrás disfrutar de un baño en sus aguas cristalinas.

Cascadas del Aljibe

Cascadas del Aljibe

Campillo de Ranas

Uno de los pueblos con mayor encanto y  municipio principal de la zona, ya que su ayuntamiento engloba a todas la pedanías de alrededor, excepto Majaelrayo. Calles empedradas en pizarra y negras fachadas  desfilan ante nuestro paso. Perdiéndose sin rumbo por ellas se descubren rincones mágicos: Una encantadora iglesia, un reloj de sol que permanece impasible ante el tiempo y un buen lugar para probar los productos locales en alguno de los bares y restaurantes que tiene la localidad.

Degusta la gastronomía de la zona en el Restaurante La Fragua , que además de tener una exquisita cocina es un lugar lleno de encanto.

Campillo de Ranas

Campillo de Ranas

Campillo además de por su idílica estampa, es famoso por ser el lugar fetiche para la celebración de bodas gay. Corría el año 2005 cuando se aprobó la ley que permitió las bodas homosexuales y este pequeño pueblo se convirtió en el lugar pionero y de referencia para muchas parejas de toda España y de Europa que llegaban hasta aquí para sellar su compromiso  en este entorno de cuento.

Iglesia de Campillo de Ranas

Iglesia de Campillo de Ranas

A día de hoy se celebran todo tipo de enlaces, desde luego es un lugar realmente especial, que es lo que se supone que se busca para el día de la boda ¿o no?

En Campillo de Ranas puede visitarse un curioso Museo de Maquetas en la que podréis disfrutar de las construcciones tradicionales de la zona a pequeña escala

Roblelacasa

Roblelacasa no queda tan al paso como Campillo o Campillejo, que los encuentras en plena carretera, pero bien merece un pequeño desvío para hacer una visita. A dos minutos de la carretera principal está esta pequeña localidad, en la cima de una montaña, tupida de vegetación y rincones fotogénicos como pocos.

En primavera es un espectáculo contemplar las vistas del pueblo rodeado de jaras en flor.

Roblelacasa

Roblelacasa

Calle en Roblelacasa

Calle en Roblelacasa

Robleluengo

Robleluengo, como su vecino El Espinar es también muy pequeño, pero con un par de calles realmente pintorescas, muy bien conservadas y repletas de la arquitectura tradicional ajena al paso del tiempo.  Rodeado por un estupendo bosque de robles centenarios, que lo mantiene escondido en un paraje singular.

Calle de Robleluengo

Calle de Robleluengo

Para llegar a Robleluengo hay que desviarse de la carretera a la izquierda, poco antes de llegar a Majaelrayo, su silueta negra apenas si se distingue protegido por el robledal que lo rodea.

Roble centenario en Robleluengo

Puesta de sol en Robleluengo

Majaelrayo

Majaelrayo fin de trayecto en esta ladera, a pies de majestuoso Ocejón. Otro estupendo ejemplo de la arquitectura negra mantenida a través de los años como en pocos lugares. Calles que parecen dormidas en el tiempo y tradiciones que mantienen con orgullo como la Fiesta del Santo Niño y sus danzantes,  declarada de Interés Turístico Regional.

Majaelrayo, pueblos negros

El arroyo de Majaelrayo

Los danzantes de Majaelrayo

Los danzantes de Majaelrayo

Desde aquí comienzan las rutas para ascender al clásico de la Sierra de Guadalajara, el pico Ocejón.

Pico Ocejón, Guadalajara

Pico Ocejón desde Roblelacasa

En todos estos pueblos os llamarán la atención unas cruces blancas de cuarcita, incrustadas entre los negros muros de pizarra. El enigmático origen de estas cruces no está muy claro a día de hoy. Las leyendas hablan de que estos símbolos buscaban la protección frente a brujas  y malos espíritus. En cualquier caso le aportan ese punto de misterio y encanto a pasear por este mágico entorno.

Cruces en pueblos negros

Cruces blancas, pueblos negros

Desde aquí o desde cualquier otro pueblo del entorno,  puede comenzarse un recorrido circular por los pueblos negros. El itinerario recorre los pueblos de esta vertiente, entre paisajes repletos de vegetación, agua y la omnipresente figura del Ocejón recorrerás 19 km. de paraíso negro.

Pueblos negros al Este: desde Tamajón a Valverde de los Arroyos

Nos dirigimos ahora a la otra vertiente, la falda Este del Oc ejón, hay que desviarse a la derecha a pocos kilómetros de Tamajón. La carretera nos conducirá a Almiruete, Palancares Valverde de los Arroyos y Umbralejo.

Al final del recorrido asoma el impresionante Hayedo de la Tejera Negra, lugar sin duda para perderse especialmente en otoño.

Almiruete

En Almiruete además de dar un paseo tranquilo por sus empinadas calles y respirar ese peculiar encanto de todos los pueblos de la zona, podemos disfrutar cada año de una tradición ancestral. Celebración que, cada sábado de Carnaval, invade las calles del pequeño pueblo de color, ritmos y costumbres Los Botargas y las Mascaritas. Es una de los Carnavales tradicionales más antiguos de España

A un toque de cuerno de toro los Botargas ataviados con sus trajes tradicionales, coloridos y vistosos descienden la montaña con la cara cubierta por unas peculiares máscaras,. Estas máscaras son únicas, cada mozo ha elaborado la suya de forma artesanal y recorrerán las calles de Almiruete en lo que parece ser un antiguo rito para favorecer la fertilidad de la tierra.

Carnavales en Almiruete

Los Botargas y Mascaritas de Almiruete

Valverde de los Arroyos

Valverde de los Arroyos es un pueblo precioso, quizá sea el más turístico de la zona. La pizarra nos rodea por completo cuando nos adentramos en esta localidad serrana, aunque aquí la piedra de las fachadas no se muestra tan negra como en los pueblos anteriores, está teñida de tonos dorados que contrastan con el negro y le dan un aspecto peculiar.

Valverde de los Arroyos

Plaza de Valverde de los Arroyos

Sus casas con balconadas de madera, cuidadas con esmero por sus vecinos, lucen adornadas con flores y plantas que le aportan aún más encanto al conjunto. Aquí esta el museo Etnográfico y hay varios restaurantes en los que disfrutar de la gastronomía de la zona.

Valverde de los Arroyos

Valverde de los Arroyos

Aquí, al igual que en Majaelrayo, celebran cada año una curiosa tradición: La octava del Corpus  de Valverde de los Arroyos. Cada domingo después del Corpus el pueblo se viste de color, vibra con las danzas de palos, castañuelas y  cintas de los danzantes y se divierte con la figura del botarga enfundado en su particular vestimenta.

Una fiesta con una particularidad escenográfica y una personalidad única, sin duda para anotar en la agenda.

Los danzantes de Valverde de los Arroyos

Los danzants de Valverde de los Arroyos

Pero no solo de folclore y pizarra vive Valverde, desde este precioso enclave  puedes dar un paseo corto y sencillo para descubrir la belleza del valle y la Chorrera de Despeñalagua .

Chorreras de Despeñalagua

Chorreras de Despeñalagua

Es un recorrido de escasos dos kilómetros, fácil de recorrer incluso con niños. Al final del camino cortinas de agua se despeñan por una pared de roca escalonada de  80 metros de altura. Las chorreras de Despeñaelagua lucen en primavera sus mejores galas, pero es espectacular y recomendable en cualquier época del año.

Umbralejo

Nuestro recorrido por estos particulares pueblos  finaliza por esta vertiente oriental en Umbralejo. Este pueblo olvidado, cuyas calles quedaron desiertas por el exodo rural, tiene a día de hoy unos habitantes muy particulares, cabras, ovejas, gatos, ocas …

Umbralejo, pueblos negros

Umbralejo

Y es que este rincón marchito de la sierra ha recuperado la vida de sus recias calles, gracias a que fue integrado en el Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados en 1984. Ahora alberga un campamento y “aula de naturaleza” para jóvenes, que de este modo se acercan el entorno rural, su forma de vida y sus costumbres.

Como esta zona tiene infinidad de alternativas para hacer trekking no puedo acabar el post sin hacerte una última recomendación. La ruta que recorre el camino tradicional que unía los pueblos de Majaelrayo y Valverde de los Arroyos. Estos pueblos aislados en la montaña,  desarrollaron sus propias rutas de comunicación a través de las cuales con ayuda de mulas y animales de carga se intercambiaban mercancías, correo y otras especies de primera necesidad.

Espero que el artículo te inspire a conocer la zona y a descubrir sus secretos. Si quieres aportar alguna otra idea déjame un comentario.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *