Saltar al contenido

Tazones en 1 día: encanto y sabor a mar

 

Tazones es el tipo de lugar que te viene a la mente si piensas en un pueblecito marinero de esos de postal. Su conjunto de  casitas coloridas escalonadas en las laderas, su playa dorada y un pequeño puerto pesquero forman un conjunto pictórico que enamora a primera vista.

Este pequeño pueblo, ubicado en la costa asturiana (en el concejo de Villaviciosa), se esconde en un entrante de mar, rodeado de montañas y tupida vegetación. En este post quiero contarte todo lo que necesitas para descubrir en Tazones en 1 día.

Vistas de Tazones

Este antiguo puerto ballenero es, a día de hoy, un lugar muy visitado por los turistas, no sólo por su gran encanto también por su estupenda gastronomía. El pueblo está lleno de restaurantes donde puedes probar el pescado y marisco, recién sacado del mar.

Que ver en Tazones en 1 día

El pueblo es muy pequeño, puedes disfrutar de él en una sola mañana, pero te recomiendo que te tomes el día porque, además, tienes cosas que ver y hacer en los alrededores de Tazones.

puerto de Tazones

Tazones  está dividido en dos barrios : San Roque y San Miguel. Separados por una calle principal, donde se encuentran todos los restaurantes y sidrerías o chigres, como los llaman por aquí. Esta calle desemboca directamente a la playa y al puerto pesquero.

calle en Tazones

El pescado llega cada día a puerto, como en muchas localidades de Asturias: Luanco, Lastres o Cudillero. Aquí  se sigue practicando la pesca de bajura; las capturas van directamente a la lonja. De aquí se surten os múltiples restaurantes del pueblo: más fresco imposible.

Este pescado maridado con una buena sidra asturiana forman la combinación perfecta. No olvides que nos encontramos en plena Comarca de la Sidra.

hórreo en Tazones

Si vas a Tazones, es un imprescindible, perderse por sus empinadas calles, estrechas y empedradas (que no te perderás mucho, porque el pueblo es muy pequeñito). Camina sin rumbo y descubrirás rincones increíbles: hórreos, pequeñas barcas, paredes tapizadas con buganvillas y las coloridas puertas y ventanas sobre  las fachadas blancas; siempre acompañado de un increíble olor a mar.

 

calles de Tazones

Tazones está considerado uno de los pueblos más bonitos de España, sin duda merece estar en la lista, y su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1991 .Sus casitas con balconadas de madera y las ventanas pintadas en vivos colores forman un conjunto de lo más coqueto. Dicen que las casas se pintaban del mismo color que la barca del pescador al que pertenecían, leyenda o no, lo cierto es que los vecinos las cuidan y mantienen con esmero, para que el pueblo luzca tan bonito.

casas de colores tazones

casa de las conchas Tazones

Entre todas las casas te llamará la atención una diferente:  la casa de las conchas. El nombre es evidente, ya que cada milímetro de sus muros, cornisas, ventanas y balcones están cubiertos de conchas, de diferente tamaño y forma que le dan un aspecto singular.

En el puerto todavía se mantiene el palenque o torno de madera con el que se arrastraban las embarcaciones, tanto para botarlas como para sacarlas del agua.

antiguo palenque Tazones

 

Te recomiendo que subas a las partes altas del pueblo y disfrutes de las panorámicas de Tazones, desde distintos puntos y a diferentes alturas. Ninguna decepciona.

mirador en Tazones

En el barrio de San Miguel encontrarás la iglesia del mismo nombre, construida en 1950, ya que su predecesora quedó totalmente destruida durante la Guerra Civil, y tan sólo se conserva de ella una imagen, la del Niño Manolín (es una talla que representa a Jesús de Nazaret de niño, imagen muy venerada por los vecinos de Tazones)

Qué saber antes de ir a Tazones

Cuatro pinceladas y curiosidades sobre el pasado y la historia de esta pequeña villa marinera

Hogar de dinosaurios

Esta zona ya tenía habitantes desde la época jurásica, y aquí podemos contemplar las huellas que dejaron a su paso. Y es que a pocos metros del pueblo, en la parte este de la playa de Tazones , se puede contemplar un yacimiento de  icnitas (huellas de dinosaurio).

En un paseo por esta zona, y siempre con marea baja, podrás observar huellas de patas y arrastre de colas de terópodos y saurópodos, que han quedado fijados en la roca, a pesar el paso de millones de años. Brusco viaje mental en el tiempo, imaginarse este precioso rincón asturiano ocupado por estos jurásicos habitantes. El conjunto se conserva perfectamente.

La visita de Carlos V

Otro acontecimiento, que también “dejó huella” en Tazones, fue el desembarco de un personaje singular.  Un 19 de Septiembre de 1517, llegaba a este puerto un joven príncipe, Carlos de Gante, procedente de Flandes y cuya flota se dirigía hacia las costas vascas. Desde allí, seguiría su andadura hasta Valladolid, para tomar posesión del legado de sus abuelos los Reyes Católicos.

Llegaría a convertirse así en el hombre más poderoso del mundo: el Rey Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico.

desembarco carlos V en Tazones

Conmemoración del desembarco de Carlos V. Fuente: Turismo Asturias

Debido a las malas condiciones del mar el rey y toda su corte se vieron obligados a cambiar la ruta y fueron a arribar en el puerto de Tazones. Los habitantes del pequeño pueblo, nada acostumbrados a tan reales visitas, pensaron que se trataba de una incursión pirata. Cuando descubrieron quien era el ilustre personaje, lo agasajaron y colmaron de atenciones.

Este acontecimiento se conmemora cada año durante las fiestas patronales de San Roque, los  días 15, 16 y 17 de Septiembre. La escenificación del desembarco, trajes de época, sonido de gaitas y bailes inundan la pequeña villa. Una celebración anual que reviven con pasión los vecinos de Tazones.

 

Ruta de Carlos V Tazones

De puerto ballenero a villa Gourmet

Tazones fue un importante puerto ballenero, como otras muchas localidades del Cantábrico, durante los S.XVI y XVII. La pesca de ballena adquirió mucha importancia, ya que de este gran cetáceo se utilizaba todo: desde su grasa para alumbrado y combustible, su carne y  hasta sus huesos. Esta actividad trajo a Tazones gran prosperidad y desarrollo económico.

puerto pesquero de Tazones

Tazones. Fuente: Cantabricoexperience

Cómo llegar a Tazones

Para llegar hasta este encantador pueblo hay que tomar la carretera AS-256, desde Villaviciosa, en dirección Gijón. Llegados a un desvío vamos a la derecha para coger la VV-5 y tras recorrer 10 km. llegamos a Tazones.

El  trayecto sigue el margen izquierdo de la ría de Villaviciosa y su espectacular entorno. Los últimos kilómetros, en ascenso, nos ofrece  unas estupendas vistas de la playa de Rodiles y parte del litoral cantábrico  y desciende por una carretera de curvas, rebosante de espesa vegetación. Desembocamos en Tazones en una  ubicación perfecta.

En el pueblo no se puede aparcar, por lo que han habilitado un parking antes de llegar. Por 4 euros puedes aparcar el coche durante todo el día. Es bastante amplio pero, como el turismo es mucho, suele llenarse. Conviene ir temprano.

Que ver en los alrededores de Tazones

Como comenté más arriba puedes visitar las icnitas de dinosaurios  en la misma playa del pueblo, siempre con marea baja, o ir caminando hasta el Faro de Tazones. Pero si además quieres empaparte de tradición, historia y buenas vistas te recomiendo realizar la ruta del Azabache

Faro de Tazones

Faro de Tazones. Fuente: Lospueblosmasbonitosdeespaña

Es el  complemento perfecto para un pasar 1 día en Tazones y, de paso, conocer el Faro de Tazones. El final de la ruta te conducirá a la boca de una antigua mina de azabache, hoy dormida, pero que estuvo muchos años en explotación. Son 5 km, un paseo cómodo que merece la pena hacer.

ruta del Azabache Tazones

Ruta del Azabache. Fuente: La casona de Quintes

La extracción del negro azabache está muy ligada a la tradición asturiana. Es un mineral de difícil extracción, que se utilizaba en joyería y se le atribuían poderes y cualidades mágicas. El azabache de esta zona era considerado uno de los mejores del mundo, junto con el de Whitby en Inglaterra, por lo que se exportaba a toda Europa, convirtiéndose en una importante fuente de intercambio comercial .

Donde comer en Tazones

La primera recomendación para comer en Tazones es reservar con antelación, ya que aunque la oferta es grande también lo es la demanda. Conseguir una mesa puede resultar difícil e incluso imposible, sobre todo en temporada alta y fines de semana.

Hay una gran oferta y en todos sitios se come rico: Recién salidos del mar y preparados con la receta de años de tradición, aquí no sabrás que elegir:  langosta, rape (pixín), bogavante (bugre ),nécoras, percebes, lapas (llámpares), rodaballo y un largo etc.

restaurante en Tazones

Nosotros comimos en el restaurante El Pescador, en primera línea de playa, porque si además tienes bonitas vistas al mar ¡mejor que mejor!. Probamos el clásico pate de cabracho asturiano y arroz caldoso con bugre (bogavante), ambos super recomendables, pero es que la oferta es infinita y todo está riquísimo.

Si has estado en Tazones y tienes más ideas para aprovechar la visita: ¡Déjalo por aquí! Me encantará leerlo

 

 

 

Comparte

2 comentarios en «Tazones en 1 día: encanto y sabor a mar»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *